después con cánticos expresaron su molestia

Los aficionados de Guadalajara se reunieron para protestar ante la situación actual que atraviesa el equipo, sin embargo, se sale de control. Por la tarde fueron acudieron a un hotel al sur de la Ciudad, llegaron con pancartas en contra de la directiva y jugadores, después con cánticos expresaron su molestia, por la noche rompieron la puerta del hotel. Los aficionados no respetaron la valla de protección y encararon específicamente a Antonio ‘Pollo’ Briseño, después más aficionados se dirigieron a la entrada y se rompió la puerta de cristal.
Artículo Anterior Artículo Siguiente