Pese a poner el marcador 2-1 y tener más control

El Bayern Munich volvió a convertirse en campeón de la Bundesliga después de doblegar al Dortmund en Der Klassiker 3-1. La escuadra bávara dominó gran parte del encuentro, y, aunque los visitantes lograron reaccionar en la segunda parte, no les alcanzó para igualar a los pupilos de Nagelsmann. Serge Gnabry abrió el marcador al minuto 15 con un tremendo derechazo que se coló por la izquierda de la portería visitante. Sin embargo, Lewandowski no se quiso quedar atrás e hizo su tanto: recibió un pase de Müller y mandó a guardar un disparo cruzado al 34. El Dortmund reaccionó en el segundo tiempo y gracias a su intensidad consiguió un penalti, el cual tomó Emre Can, quien engañó completamente a Manuel Neuer para darle esperanza a los visitantes e intentar igualar el marcador para luchar por una jornada más el campeonato. Pese a poner el marcador 2-1 y tener más control del partido, el Bayern no se dejó intimidar y poco a poco volvió a dominar en el encuentro. Incluso, los Bávaros tuvieron algunas jugadas claras para finiquitar el partido por medio de Lewandowski, que al 58 mandó un disparo venenoso directo a la cabaña del Dortmund que pasó por un lado. Sin embargo, tanta insistencia tendría su premio cerca del final del encuentro. Al minuto 83 la joya del Bayern, Jamal Musiala, recibió un buen pase de cabeza de Sabitzer y con un remate forzado pero potente logró batir a Hitz para poner el 3-1 definitivo.
Artículo Anterior Artículo Siguiente