Ward Racing no ve ninguna posibilidad de continuar

Luego de darle la vuelta al mundo por presuntamente realizar un gesto nazi durante una ceremonia de premiación de una competición de kárting, el joven piloto ruso Artem Severiukhin perdió su licencia de conducir. Severiukhin, de apenas 15 años de edad, subió al podio tras una carrera en Portugal y con la mano se dio dos golpes en el pecho para luego extender el brazo derecho entre risas mientras se entonaba el himno de Italia, país por el que compitió. El momento quedó grabado y además de la pérdida del carnet emitido por la Federación Italiana de Automovilismo también fue objeto de una investigación por parte de la Federación Internacional de Automovilismo. Vale recordar que los pilotos rusos solo pueden competir representando a otras federaciones por las sanciones a raíz de la invasión contra Ucrania. La acción fue repudiada en redes sociales y de inmediato fue cortado por el equipo Ward Racing rescindió su contrato luego de que conquistara el FIA Karting Championship. “ Ward Racing no ve ninguna posibilidad de continuar la cooperación con Artem Severiujin y va a proceder a la rescisión de su contrato”.
Artículo Anterior Artículo Siguiente