El pasado mes de enero, Infantino también

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, aseguró que las obras del Mundial de Qatar, que se celebra este año, dieron “dignidad y orgullo” a sus trabajadores, a pesar de que se estiman en más de seis mil 500 las muertes durante la construcción de los estadios y demás infraestructuras, e indicó que la FIFA “no es la policía del mundo” ni “la responsable de todo lo que sucede”. “ Cuando hablamos de este tema, que es el trabajo, del trabajo duro… Estados Unidos es un país de inmigración, mis padres también emigraron de Italia a Suiza. Cuando le das trabajo a alguien, incluso en condiciones difíciles, le das dignidad y orgullo. No es caridad. No le das algo a alguien y dices: ‘Quédate donde estás. Yo te doy algo y me siento bien’“, declaró durante la Conferencia Mundial del Instituto Milken en Los Ángeles (Estados Unidos). Según reveló en diciembre ‘The Guardian’, más de 6.500 trabajadores migrantes han perdido la vida en Qatar desde 2010, cuando el país fue designado sede del Mundial de futbol de 2022 y puso en marcha la construcción de grandes infraestructuras para la cita, como estadios, hoteles, aeropuertos o líneas de transporte. Además, Amnistía Internacional también denunció que Qatar tiene “paralizados” los cambios que había prometido sobre su sistema laboral, manteniendo las “viejas prácticas abusivas” contra la mano de obra migrante, de dos millones de personas, como explotación, trabajo forzoso, impago de salarios y condiciones de vida insalubres. Durante la conferencia, cuando se le preguntó si la FIFA donaría parte de sus ganancias en el Mundial a compensar a las familias de los trabajadores muertos durante las obras, Infantino desvió el tema y afirmó que ya habían conseguido introducir un salario mínimo y mejores derechos laborales. En este sentido, el dirigente suizo aseguró que solo habían fallecido tres trabajadores en las obras de construcción de los estadios. “La FIFA no es la policía del mundo ni es responsable de todo lo que sucede en el mundo. Pero gracias a la FIFA y gracias al futbol hemos podido abordar el estado de los 1.5 millones de trabajadores que trabajan en Qatar”, subrayó. El pasado mes de enero, Infantino también declaró que el Mundial cada dos años podría ofrecer más oportunidades a los africanos. “Tenemos que darles a los africanos la esperanza de que no tengan que cruzar el Mediterráneo para quizás poder tener una vida mejor aquí. Tenemos que darles oportunidades y dignidad”, manifestó entonces. Las declaraciones se producen en el marco de la gira del máximo mandatario de la FIFA por los países organizadores del Mundial de 2026 (Canadá, México y Estados Unidos). “Tenemos que encontrar otras formas de llegar a los corazones y las emociones de la gente. Creo que hay maneras diferentes de hacerlo, y queremos aprovechar la oportunidad de que este Mundial venga aquí. El primer nivel es en realidad el futbol base; es el acceso al deporte. Tenemos que facilitar más el acceso al deporte a los niños; chicos y chicas“, señaló. En su intervención durante la sesión de debate, titulada ‘Gestionar el deporte rey’, instó a los dirigentes deportivos, propietarios de clubes e inversores del país a aprovechar “el interés y la visibilidad” que traerá la Copa del Mundo a los tres países.
Artículo Anterior Artículo Siguiente